Efectos de la nueva Ley de Contratos del Sector Público en las Entidades del sector público

El 9 de marzo entra en vigor la nueva Ley de contratación pública (LCSP).

Una de las principales novedades de la LCSP que afecta directamente a los Poderes Adjudicadores que no constituyen Administración Pública, es la aplicación de las mismas normas a las entidades del sector público consideradas Poder Adjudicador que a las Administraciones Públicas.

LOS PODERES ADJUDICADORES SE EQUIPARAN A LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS

Se consideran Poderes Adjudicadores no Administraciones Públicas las siguientes entidades:

1) Fundaciones.

2) Mutuas colaboradoras con la Seguridad Social.

3) Las demás entidades que cumplan con los siguientes requisitos:

  • Entidad dotada de personalidad jurídica propia.

  • Creada específicamente para satisfacer necesidades de interés general que no tengan carácter industrial o mercantil.

  • Concurre alguna de las siguientes circunstancias:

  • Financiamiento mayoritariamente público de su actividad.

  • Control público de su gestión.

  • Nombramiento de más de la mitad de sus miembros de dirección realizada por entidades públicas.

4) Las asociaciones constituidas por las entidades mencionadas anteriormente.

Forman parte de las entidades mencionadas las universidades, las fundaciones, las empresas mixtas, las asociaciones i las empresas de gestión de servicios públicos como el saneamiento del agua residual o entidades de gestión cultural.

En consecuencia, la LCSP obliga a someter a las entidades mencionadas anteriormente a seguir los procedimientos y principios de contratación establecidos en la nueva Ley para la preparación y adjudicación de sus contratos.

[/column_item] [/columns]